viernes, 29 de enero de 2010

ECONOMÍA SUMERGIDA - DOS

__________________________________________________

La crisis y la falta de crédito deberían hacer que aumentara la economía sumergida. Para la pequeña y mediana empresa la banca ha dejado de ser indispensable, ya no necesita sus servicios si no existe crédito; y la banca es la única entidad que puede controlar el flujo y creación de dinero negro. Por otro lado, la economía sumergida de las pimes es la más afectada por la crisis, ya que se ven obligadas a limitarla por la pérdida de excedentes.
Podemos asegurar que el mayor productor de economía sumergida, no es los pequeños trabajos que desarrollan los parados para sobrevivir, sino el hecho que el empresario disponga de mayores beneficios que los necesarios para mantener su empresa.
Los sobres aparte, las comisiones, el pago de horas extras, el reparto de un dividendo por productividad, por eficacia... muchas veces se hace con dinero negro.

Debemos preguntarnos, también, qué es economía sumergida.
Como es habitual, si quieres encontrar el culpable de un delito debes buscar al que se beneficia con él. Esta regla tan simple, expuesta hasta la extenuación en películas y novelas policíacas, casi nunca falla excepto en los casos de paranoia.
El dinero negro beneficia a quien lo promueve. El régimen impositivo por módulos es lo que provoca más dinero negro. Las empresas se ven obligadas, por la fuerte competencia, a vender sin IVA, dado que el minorista ya paga un canon previamente estipulado y todo lo que lo sobrepase no interesa. De esta manera la producción de economía sumergida queda asegurada por el legislador, que, de una u otra manera, consigue sacarla a flote mediante empresas paralelas o negocios ilegales.

__________________________________________________

Nadie, ni el ministro Corbacho, puede conocer el montante de economía sumergida existente, ya que de su creación a su legalización, se mueve a gran velocidad -la que más lo hace- aumentando, gracias a eso, su cuantía.
¿Cómo puede valorar el Estado, la banca, etc. la economía sumergida existente?
Es imposible.

Toda empresa necesita pagar las nóminas, la energía, el alquiler o hipoteca, los créditos, las importaciones... y es impensable que para ello pueda utilizar el dinero negro. Por lo que una parte de la economía sumergida no tiene más remedio que salir a flote, que, en el fondo, es lo que interesa al sistema sin importarle el procedimiento empleado.

Hasta las carnicerías compran y venden con dinero negro, productos llegados desde el matadero y con el certificado de sanidad.
Ni las grandes empresas están exentas de él, por mucho que quieran disimularlo. Los empresarios, una vez controlan el resultado final, lo redondean con compras ficticias mediante otras empresas preparadas al uso, o deficitarias por vender directamente al minorista.
Se venden partidas de libros recién editados por medio de pequeñas empresas subsidiarias. Se vende papel, tinta, alimentos, bolígrafos... hasta el transporte y las importaciones pueden negociarse mediante pagos a través de paraísos fiscales o, a veces, sin necesidad de pasar por ellos.

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada