viernes, 10 de mayo de 2013

LA INEVITABLE REVOLUCIÓN



.





Va a ser imposible pedir sacrificios a la gente, mientras la canallada se va de rositas con lo robado. Hemos de tener claro que ninguna ley, de las que se están promulgando de espaldas a la ciudadanía para institucionalizar el robo, va a servir o se podrá mantener. Hemos de tener muy claro que si queremos salir de esta, todos los que han votado a favor de la estafa bancaria, de los desahucios a destajo, de los intereses de usura, de los indultos a los corruptos, de los cambios fraudulentos de la Constitución; que todos los que han evitado votar en contra del latrocinio, como por ejemplo hoy mismo Pere Navarro, deberán ser procesados, perseguidos y encarcelados, embargados hasta el último céntimo, hayan robado para ellos o para otros. Debemos tener muy claro que todos aquellos que han reprimido o perseguido a la gente que protestaba pacíficamente, sean mandos o simples números, no podrán excusarse en que obedecían órdenes. Tenemos que ser muy conscientes que absolutamente todos los antidisturbios deberán ser depurados, procesados y encarcelados como merecen.
De no seguir esas premisas, nadie podrá pedir a la sociedad, el enorme sacrificio que representará sacarla de la ruina a la que ha sido sometida, y al atraso de muchos decenios a que se verá abocada, en calidad de vida, en enseñanza y hasta en esperanza de vida.
Nadie en su sano juicio puede convencer a una sociedad, inmersa en la revolución tecnológica y de comunicación más grande de todos los tiempos, que es necesaria una regresión social, educativa, salarial y sanitaria, sin que los culpables sean ajusticiados.
La revolución es imparable, el que no lo vea así es tonto o miope, y el que conquiste el poder, sea la ciudadanía a través de una revolución asamblearia, o un partido dogmático y fuertemente jerarquizado, debe tener muy claro todo lo anteriormente expuesto, a no ser que quiera ser eliminado por la misma ola que va a encumbrarlo. Creo firmemente que el tiempo de la manipulación a la ciudadanía todavía no ha pasado, pero tendrá que ser más sutil y, para convencerla, esta vez habrá que buscar bastantes cabezas de turco.
En fin, que el que crea que con cargarse la corona, aunque sea a lo ruso, habrá suficiente, va aviado.


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada