martes, 23 de agosto de 2011

COSAS DE PERROS

.


Foto del policía que se ha quitado la placa de identificación, en contra de lo que dicta la ley española.
Foto del policía agresor de Lope Lope

















Amenazando al saberse descubierto, después de partirle la cabeza a Alejandro López. Los periodistas tuvieron que llamar a una ambulancia, ya que fue abandonado en medio de la calle.
Fíjense en su mirada, en sus ojos... y juzguen por sí mismos.


En los setenta les llamábamos perros. Con el tiempo y nosotros en particular, solo definíamos como perro al que se comportaba como tal. Más adelante, cuando la represión franquista se convirtió en paranoia, justo cuando el malnacido y asesino era ministro del interior, -sí, este que ahora hasta Carrillo saluda como amigo y que los ultras lo tienen de presidente honorífico- nosotros lo circunscribimos a los que localizábamos e identificábamos.


Esperemos que la cosa no llegue a más, no fuera que lleguemos a un nivel de degradación de tal magnitud, que nos convirtamos en una vulgar dictadura bananera y que no haya servido de nada tanta lucha ni sacrificio.
Esperemos, en fin, que el Estado de derecho tome cartas en el asunto, que funcione como tal y que no sea necesaria otra gran revuelta democrática. Que de una vez por todas desarticule a una fuerza paramilitar, que por momentos está creciendo en el interior de quienes deben hacer que la ley se cumpla, siguiendo las normas de dicha ley, en cambio de hacer cumplir una ley creada a su antojo y sin seguir ninguna.

.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada